Lluís Vila

Archive for 28 enero 2009|Monthly archive page

Propuesta de trabajo

In 1.2. Las variedades de la lengua, 1.2.6 Propuesta de trabajo on enero 28, 2009 at 12:39 pm

Mirad este diccionario de la jerga nocturna en varias capitales hispanohablantes.

Ahora, siguiendo un procedimiento similar al contraste de variantes diafásicas que plantea la Wikipedia en su artículo sobre las variedades de estilo o situacionales, escribid por parejas un diálogo en el que uno de los participantes use un registro culto y el otro un registro vulgar.

Atended a la ortografía ya que se trata de utilizar distintas variantes diafásicas. El registro vulgar, como el familiar o el juvenil, no pertenecen al estándar, pero no tienen por qué inclumplir las normas ortográficas y gramaticales. Las incorrecciones de tipo gramatical, léxico, sintáctico u ortográfico están más relacionadas con la variante diastrática.

Anuncios

El idiolecto

In 1.2. Las variedades de la lengua, 1.2.5 El idiolecto on enero 28, 2009 at 12:03 pm

Hemos determinado los tipos de lengua según su variante diatópica (según el lugar), diastrática (según la clase social) y diafásica (según la situación concreta). A esto solo cabría añadir la época en la que se habla o se escribe, que determinaría la variedad diacrónica y por último una de las variedades más interesantes desde el punto de vista conceptual: el idiolecto, o la variedad de la lengua personal, única e intrasferible que tiene cada ser humano en concreto. La suma de todas las variantes en un solo hablante que las mezcla, las trasguede, las innova… se llama idiolecto, y cada uno de nosotros poseemos uno.

Variedades de estilo

In 1.2. Las variedades de la lengua, 1.2.4 Variedades de estilo on enero 28, 2009 at 11:19 am
  • Variedades situacionales. Conocidas también como variaciones diafásicas, este tipo de variantes involucra cambios en el lenguaje a partir de la situación en que se encuentra el hablante. Como se sabe, no hablamos igual en una fiesta de amigos que en una actividad religiosa. Desde este punto de vista, lo que provoca el cambio es el grado de formalidad de las circunstancias. El grado de formalidad se entiende como la estricta observancia de las reglas, normas y costumbres en la comunicación lingüística.
Tomando en consideración este factor, los especialistas hablan de la existencia de diversos registros o estilos. De este modo, los enunciados “A los que estaban allí les entró risa cuando oyeron lo que les dijo el que hablaba” y “Las palabras emitidas por el conferenciante suscitaron la hilaridad del auditorio” difieren en su registro. Los hablantes, al momento de expresarse, deben elegir un registro adecuado a la circunstancia en que se encuentra.
No existe acuerdo en cuanto a cuántos y cuáles tipos de registros existen. Por lo general, se distinguen los siguientes: solemne, culto o formal, estándar, profesional, coloquial, frío, vulgar y jergal.

Variedades sociales

In 1.2. Las variedades de la lengua, 1.2.2 Variedades sociales on enero 28, 2009 at 11:13 am

Variedades sociales. A este tipo de variaciones se les llama también diastráticas y comprenden todos los cambios del lenguaje producidos por el ambiente en que se desenvuelve el hablante. Dentro de este ámbito, interesa sobre todo el estudio de los sociolectos, los cuales se deben a factores como la clase social, la educación, la profesión, la edad, la procedencia étnica, etc. En ciertos países donde existe una jerarquía social muy clara, el sociolecto de la persona es lo que define a qué clase social pertenece. Ello supone, por supuesto, una barrera para la integración social.

Variedades espaciales

In 1.2. Las variedades de la lengua, 1.2.3 Variedades espaciales on enero 28, 2009 at 11:10 am

La entrada de la Wikipedia me parece perfectamente relevante y difícilmente mejorable por mí:

  • Variedades geográficas. Los cambios de este tipo pertenecen a la variación diatópica y consisten en que existen variantes en la forma de hablar una misma lengua debidas a la distancia geográfica que separa a los hablantes. Así, por ejemplo, en España le dicen cerillas al objeto que en América se denomina fósforos.
A estos cambios de tipo geográfico se les llama dialectos y, a su estudio, dialectología. Es importante aclarar que este término no tiene ningún sentido negativo, pues, erróneamente, ha sido común llamar dialecto a lenguas que supuestamente son “simples” o “primitivas”. Hay que tener presente, ante todo, que todas las lenguas del mundo, desde el punto de vista gramatical, se encuentran en igualdad de condiciones y ninguna es más evolucionada que otra. Por eso, es ilógico afirmar que una lengua es mejor que otra.
Los dialectos son, entonces, la forma particular con la que una comunidad habla una determinada lengua. Desde este punto de vista se suele hablar del inglés británico, del inglés australiano, etc. Sin embargo, hay que tener presente que los dialectos no presentan límites geográficos precisos, sino que, al contrario, se ha visto que estos son borrosos y graduales. De ahí que se considere que los dialectos que constituyen una lengua forman un continuum sin límites precisos. Muchos suelen decir que una lengua es un conjunto de dialectos cuyos hablantes pueden entenderse entre sí. Sin embargo, esto puede ser aproximadamente válido para el español, no parece serlo para el alemán, ya que hay dialectos de esta lengua que son ininteligibles entre sí. Por otro lado, estamos acostumbrados a hablar de lenguas escandinavas, cuando, en realidad, un hablante sueco y uno danés se pueden entender usando cada uno su propia lengua.

En lo que respecta al español, tradicionalmente se ha considerado que existen dos variedades generales: el español de España y el español de América.

Historia de la lengua 6

In 1.2. Las variedades de la lengua, 1.2.1.6 Historia de la lengua 6 on enero 28, 2009 at 10:47 am

LAS LENGUAS DE ESPAÑA

lenguas_iber_hoy

A medida que los cristianos se imponían políticamente, imponían también su dialecto, el castellano; esto ocasionó la pérdida del astur-leonés y el mozárabe. Sin embargo, el galaico-portugués y el catalán sobrevivieron y conviven actualmente con el castellano. El castellano se convirtió entonces en la lengua dominante en toda la península y se consolidó a través de la literatura con el mester de juglaría, el mester de clerecía y la obra de Alfonso X:

En España conviven numerosas lenguas. Cuatro de ellas son cooficiales, junto con el castellano, en las comunidades autónomas donde se hablan. Son la lengua catalana, la vasca o euskera, la gallega y la valenciana

Historia de la lengua 5

In 1.2. Las variedades de la lengua, 1.2.1.5 Historia de la lengua 5 on enero 28, 2009 at 10:42 am

DESARROLLO DEL CASTELLANO

castellano

En la parte norte de Castilla la Vieja, al pie de las montañas de Cantabria, nació el castellano, que fue extendiéndose hasta dominar toda la península.

Si bien los intentos por recuperar los territorios ocupados por los musulmanes comenzaron en el siglo VIII, fue entre los siglos XI y XII cuando las guerras de la Reconquista cobraron verdadero impulso. Los cristianos empezaron a avanzar hacia el sur, hasta que a principios del siglo XV se establecieron en Castilla, tomaron León y edificaron el reinado de Fernando I. Allí se hicieron fuertes; y en el año 1492, con la toma de Granada, reconquistaron totalmente la península ibérica.

Historia de la lengua 4

In 1.2. Las variedades de la lengua, 1.2.1.4 Historia de la lengua 4 on enero 28, 2009 at 10:35 am

ESPAÑA ÁRABE

espana-arabe

El último rey godo fue derrotado en el año 711 por Tarik y su ejército de moros. Los musulmanes conquistaron toda la península ibérica en menos de un año, y la dominación árabe duró ocho siglos.

Durante la ocupación árabe, el intercambio cultural fue muy fructífero y enriquecedor en todos los sentidos. Fue una época de convivencia entre judíos, musulmanes y cristianos, lo que dio esplendor a la cultura peninsular. La lengua incorporó una gran cantidad de arabismos (palabras de origen árabe) que seguimos usando hasta la actualidad. Unos cuantos ejemplos son: “alfombra”, “atalaya”, “aceite”, “aceituna”, “acequia”, “albañil”, “alcalde”, “alcantarilla”, “alcoba”, “alcohol”, “alfalfa”, “algodón”, “alhelí”, “almohada”, “alquimia”, “azahar”, “azogue”, “azotea”, “azúcar”, “azucena”, “azufre”, “azulejo”, “cifra”, “hazaña”, “jarabe”, “jinete”, “laúd”, “limón”, “naranja”, “sandía”, “tabique”, “tambor”, “taza”, “zanahoria” y muchas más.

Historia de la lengua 3

In 1.2. Las variedades de la lengua, 1.2.1.3 Historia de la lengua 3 on enero 28, 2009 at 10:29 am

ESPAÑA VISIGÓTICA

espana-visigotica

El Imperio romano fue ocupado en el año 410 por Alarico, rey de los visigodos. Así se inició el período de las “invasiones bárbaras”. Los bárbaros eran los pueblos germánicos, del centro de Europa: visigodos y ostrogodos, francos y suevos, alanos y vándalos. Los visigodos ocuparon casi toda la península ibérica a lo largo de dos siglos.

“Bárbaro” es una palabra de origen latino que designaba al que no hablaba latín, al que “balbuceaba”. A raíz de la guerra con los pueblos germanos se comenzó a utilizar para nombrar a los pueblos centroeuropeos, que no hablaban la lengua del Imperio.

Las palabras que se incorporaron al latín a partir de esta invasión se llaman germanismos y aún se usan muchas de ellas. La gran mayoría de las palabras bárbaras tenían un equivalente latino. Sin embargo, las nuevas formas fueron preferidas por los hablantes.

Los germanismos se pueden dividir en dos grupos: el de la guerra y el de la paz.

  • El grupo de la guerra. Incluye locuciones relacionadas con la batalla, por ejemplo: “guerra”, “orgullo”, “ufano”, “riqueza”, “talar”, “robar”, “guardar”, “botín”, “ganar”, “galardón”, “bandido”, “bandera”, “guadaña”, “espía”.

  • El grupo de la paz. Abarca locuciones derivadas de la convivencia entre romanos y bárbaros, por ejemplo: “jabón”, “toalla”, “guante”, “cofia”, “falda”, “agasajar”, “arpa”, “ropa”.

Historia de la lengua 2

In 1.2. Las variedades de la lengua, 1.2.1.2 Historia de la lengua 2 on enero 28, 2009 at 10:22 am

DOMINACIÓN ROMANA

espana-romana-provincias2 <!– @page { margin: 2cm } P { margin-bottom: 0.21cm } –>

Durante la dominación romana, que duró casi 300 años, el latín vulgar se mezcló con las lenguas que se hablaban en la península ibérica previamente a su llegada. Aún perviven en nuestra lengua palabras de origen prerromano, como “barro”, “cabaña”, “cerveza”, “salmón”, “carpintero”, “conejo”, “charca”, “perro”, “lanza”, “balsa” y entre otras. Estas palabras sobrevivieron, a pesar de que los romanos impusieron el latín como lengua oficial. Lo mismo hicieron los romanos en los otros territorios que ocuparon en el resto de Europa, y de esta imposición surgieron las lenguas que actualmente se conocen como lenguas romances: el castellano, el portugués, el francés, el rumano, el catalán, el gallego y el italiano, entre otras. Todas derivan del latín vulgar.

Sólo dos idiomas resistieron la hegemonía del latín: el griego, debido a que Roma mantenía relaciones comerciales importantes con Grecia y respetaba su cultura; y el vascuence o euskera, debido a que el territorio vasco fue el único que los romanos no lograron conquistar. Se cree que el vascuence proviene de lenguas antiguas del centro de Europa.

Histoira de la lengua 1

In 1.2. Las variedades de la lengua, 1.2.1.1 Historia de la lengua 1 on enero 28, 2009 at 9:58 am

esp-prerromana

Antes de la llegada de los romanos, la península ibérica estaba poblada por diversas comunidades.
A ambos lados de los Pirineos, se agrupaban diversos pueblos que poseían una lengua común, la vascuence. En el sur los nativos establecían relaciones comerciales con los fenicios.
Hacia el siglo VII a. C. Los Celtas, provenientes del sur de
Alemania, invadieron la península y establecieron en Galicia y Portugal. Fusionados con loa iberos formaron el grupo de los Celtíberos.
Si bien cada una de estas comunidades poseían su propia lengua, es posible suponer que se influían entre si.

Las Variedades de la lengua

In 1.2. Las variedades de la lengua on enero 27, 2009 at 4:37 pm

La península ibérica ha sido históricamente un territorio ocupado por múltiples y muy diversos pueblos. En la actualidad podemos observar muchas evidencias de esta naturaleza heterogénea como la separación en dos estados (España y Portugal), la amplia y antiquísima tradicion foral de autonomías como Navarra, las diferencias abismales entre la cultura y tradición de sus regiones… A la pregunta que tantas veces se hace el independentista vasco o catalán de “¿qué tendrá que ver un vasco con un español?”, es fácil responder sin ningún complejo: “lo mismo que un valenciano con un vallesoletano”, es decir: nada. Pero desde luego, la mayor prueba de la diversidad española y principal fuente de su riqueza cultural, son sus lenguas oficiales.

espana

Como veis, son muchísimas las variantes dialectales de cada lengua, pero hoy en día como lenguas oficiales solo se reconocen cuatro, a saber: el gallego, el euskera, el catalán y… ¿a ver si sabéis cuál es la cuarta? Además de éstas, existen otras que o bien por su deterioro debido al contagio del castellano o por su escasez de hablantes, no gozan del prestigio institucional que gozan las otras cuatro. Es el caso del aranés, un idioma distinto al catalán y al castellano que se habla en el Val d’Aran, el aragonés que tampoco ostenta la cooficialidad pese a tener su propia biquipedia, o el espectacular “silbo gomero“, que pese a ser una de las lenguas más interesantes del mundo, tampoco es considerado políticamente cooficial.

Es importante, de cara a la prueba, que mostréis respeto por las lenguas cooficiales y demostréis conocimiento a cerca de ellas. Por ejemplo entre mis alumnos de la ESO, he escuchado alguna vez hablar de las lenguas cooficiales en terminos de “dialectos” del castellano. Esto no solo puede parecer, aún sin pretenderlo, un intento de desprestigiar los otros idiomas de la península haciéndolos “derivados” de la lengua mayoritaria (faltando en aquello del respeto), sino que demuestra una terrible ignorancia de los procesos históricos de la formación de las lenguas en la península (fallando en lo del conocimiento). La mejor manera de subsanar este tipo de comentarios es dedicando algunas entradas a la historia de la lengua en la península.

Funciones del lenguaje

In 1. COMUNICACIÓN, 1.1.2 Funciones del lenguaje on enero 21, 2009 at 3:31 pm

En el esquema comunicativo que tenéis en la entrada Elementos de la comunicación podéis ver también las funciones del lenguaje. Como veis, cada Elemento está relacionado con una función. Esta simplicidad es precisamente la que hace de éste un esquema tan válido.
Las “funciones del lenguaje” constituyen un concepto más amplio que el de “intención comunicativa”. Mientras este segundo suele aplicarse como perspectiva desde la que categorizar un texto (y así decimos: “este texto es prescriptivo según su intención comunicativa”), las funciones del lenguaje pretenden abarcar la totalidad de posibilidades de comunicación que pueden darse con el lenguaje. Incluyendo aquellas más rebuscadas o menos frecuentes.
Por ejemplo la “función metalingüística”. Una función de uso infrecuente aunque perfectamente conocida. Cuando decimos “¿’construir’ lleva acento?” estamos preguntando por la forma del código concreto de la palabra “construir” y no por su contenido comunicativo. Así mismo la “función fática” o de contacto es aquella que sirve para asegurarse de la existencia de un “canal” activo para la comunicación: “hola, eo, ¿me escuchas?” en una conversación telefónica, son palabras que tampoco remiten a su contenido comunicativo más allá del comprobar que el interlocutor puede escuchar nuestra voz.

Por otro lado, el resto de funciones, propiamente comunicativas y algo más complejas, están directamente relacionadas con las “intenciones comunicativas” mencionadas en la entrada anterior.
¿Con qué intención comunicativa crees que se relaciona cada una de estas funciones del lenguaje?

Intención comunicativa

In 1. COMUNICACIÓN, 1.1.3 Intención comunicativa on enero 14, 2009 at 1:09 pm

El concepto de intención comunicativa es muy importante de cara al comentario ya que una de las maneras de clasificar un TIPO DE TEXTO es atendiendo a su INTENCIÓN COMUNICATIVA. Básicamente la intención está relacionada con la mayor o menor voluntad explícita del emisor por influir en la opinión o conducta del destinatario; es decir, oscila entre dos polos: el de máxima objetividad, intención más informativa, y de máxima subjetividad, donde la información que se aporta es escasa y a través de la expresión de una postura personal, su intención es convencer al interlocutor de la misma o reforzar las relaciones sociales o ideológicas que los vincula.

Los tipos de texto atendiendo a la INTENCIÓN COMUNICATIVA pueden resumirse en cuatro:

– Textos Informativos (noticias, artículos de enciclopedia, bandos, textos científicos y humanísticos…)

– Textos persuasivos (propaganda, artículos de opinión, algunos ensayos sobre todo de “crítica”…)

-Textos prescriptivos: ordenan o determinan algo (jurídicos, administrativos, recetas de cocina, instrucciones de aparatos…)

-Textos estéticos:  casi una categoría aparte ya que no podemos medir su intención de influir en el espectador porque no se refieren directamente a la realidad, sino a través de un mundo de ficción (literarios: líricos, narrativos o dramáticos).

En nuestra prueba, los textos que menos posibilidades de aparecer tienen son los prescriptivos puros, después los informativos puros y por último los más probables son los persuasivos y estéticos, ya que seguramente pongan un artículo de crítica literaria o un texto literario directamente.

Esto no quiere decir que el texto que nos proponga no contenga distintas intenciones comunicativas simultáneas. Por ejemplo, el texto que he elegido para ilustrar los textos prescriptivos se trata de un relato de Julio Cortázar, uno de los autores de más reconocido prestigio internacional en lengua castellana, que pretende dar instrucciones precisas de como subir una escalera. La intención comunicativa de carácter prescriptivo está por lo tanto perfectamente planeada en su estructura, pero más allá del plano formal, no podemos dejar de señalar la verdadera intención estética que subyace tras el sarcasmo de explicar con tanta precisión, el funcionamiento de una escalera.

Elementos de la comunicación

In 1. COMUNICACIÓN, 1.1.1 La comunicación on enero 14, 2009 at 11:12 am

esquemacomunicativo Este es el esquema de la comunicación diseñado por el ilustre lingüista del círculo de Praga Roman Jakobson. Se trata de un esquema que se impone precisamente por su sencillez ya que contiene los elementos justos y necesarios para que tenga lugar la comunicación al mismo tiempo que sirve para articular todas las funciones que podemos darle al lenguaje. Si os fijáis, solo con este esquema podemos desarrollar el punto completo de “La Comunicación” que plantea el temario.

Este esquema ya ha sido comentado en clase y deberíais estar familiarizados con él en cierta medida. Como ejercicio de asentamiento os propongo el siguiente:

Tomando como base el examen de 2001 de la prueba de acceso, intenta determinar dónde se concreta cada uno de los elementos de la comunicación. En otras palabras ¿quién es el emisor?, ¿quien es el receptor?, ¿cuál es el mensaje? etc. Pero recuerda: tomamos como MENSAJE (el elemento central de la comunicación) la totalidad de la prueba, no solo el texto que propone.